Festival de Málaga: Hablar, los actores y la palabra

Joaquín Oristrell confirmó su carrera como director con su tercera película, Sin vergüenza, que se hizo con tres premios en el Festival de Málaga de 2001. En esta película Oristrell se desprendía de la sombra cómica de Manuel Gómez-Pereira, del que fue guionista, y encontraba una intermitente voz propia. Sin vergüenza era un muy sentido homenaje a la profesión de actor, al igual que lo serían sus posteriores colaboraciones con Cristina Rota, productora, co-guionista y directora de actores, Los abajo firmantes y Hablar, que inaugura la decimoctava edición del Festival de…

Leer más...