Star trek: en la oscuridad, o cómo J.J. Abrams me da miedo

Cabreado, frustrado, indignado, emocionado, compungido, sin aliento, expectante, intrigado, decepcionado, disconforme, estafado y feliz, son así, a bote pronto las emociones que recuerdo que este señor me hizo sentir con la serie de televisión Lost, la cual supuso el gran salto y reconocimiento de su creador. Abrams no me cae bien, el me manipula, me deja pensar una cosa y después sale por peteneras, me da una explicación, que no carece de lógica, y me deja con el gesto torcido, hizo eso durante toda esta serie, y ahora, en Star…

Leer más...