Festival de Sevilla, Mr. Turner: Dios es la luz

Parece el director Mike Leigh luchar en todo momento por encontrar el equilibrio idóneo entre el biopic al uso del gusto de mayorías y el retrato de autor más personal y sutil. En este combate interno se mueve constantemente la película siendo probable que no acabe por satisfacer al 100% ni a unos ni a otros. Ni se centra en ahondar con profundidad en datos históricos y técnicos, ni es exclusivamente cotidiana y profusa en anécdotas, ni es un estudio psicológico demasiado profundo. Y sobre todo si no tienes ni…

Leer más...