Sitges 2014: It follows, tímida reinvención del slasher

Al acabar It follows pensé en la mala pasada que David Robert Mitchell provocará a miles de adolescentes del mundo cuando la vean. No por el terror que desprende, fácilmente soportable, sino porque la premisa no es demasiado favorable para aquellos chicos que lleven a sus respectivas novietas a ver una peli de terror con la intención de asustarlas y conseguir, hablando sin tapujos, acostarse con ellas. It follows basa su argumento, aunque suene un poco macabro, en una especie de maldición que se transmite a través del sexo. Si…

Read More