Grandma, la libertad de decidir y el eterno reproche

Grandma no es una película efectista o impresionante, no tiene una gran fotografía ni momentos muertos de sentida reflexión, es cierto, está rodada en menos de 20 días y se nota, pero creo que recordaré al personaje principal mucho tiempo. Se trata de uno de esos personajes íntegros, fuertes, divertidos, sorprendentes, cultos, locos, y sanamente cercenadores de las partes más pesadas de su pasado, justo lo que me gustaría ser de mayor. Grandma es una road movie urbana e independiente sobre una abuela culta y escritora que está sin un…

Leer más...