Gloria Mundi Cartelera Críticas Portada 

Gloria mundi, aguantar el oleaje

La Marsella que nos muestra Robert Guédiguian carece de encanto, o sólo lo justo. Eso me gusta de las ciudades en el cine: son capaces de revelar lo que de otra forma sólo veríamos in situ. Los lugares por los que Daniel y Sylvie pasean a veces mantienen un aura de decadencia romántica que lleva al espectador el aroma del mar; las dársenas del puerto y sus vistas les recuerdan a una juventud que pronto les fue arrebatada. Sin embargo, la Marsella en la que viven sus hijos es algo…

Leer más...
Cartelera Críticas Portada 

La casa junto al mar, las vidas reencantadas

Con una fidelidad a prueba de fuego –a su esposa/musa, a sus actores, a los temas comprometidos y a su Mediterraneo marsellés y multicultural- cada nueva entrega de Robert Guédiguian reafirma la solvencia, profesionalidad y talento de un cineasta que también ha firmado documentales (excelente Presidente Miterrand, 2005) y obras de cine histórico (L’armé du crime, 2009) y político (Una historia de locos, 2015) con un trasfondo moral que otorga solidez y pervivencia en el tiempo a sus historias. Pero, además de talento y destreza profesional acreditada a lo largo del…

Leer más...
luces de París Críticas Portada 

Luces de París, el tofu o por qué probar cosas nuevas

Luces de París empieza con un concurso de ganadería donde la pareja protagonista está lavando y peinando a su vaca. Ella quiere ponerle a la vaca una tiara pero él quiere presentarla como siempre, sin ninguna corona. Ella intenta hacerle una foto a él pero no sabe cómo funciona la cámara de fotos, unas personas del público se la encienden y finalmente consigue hacer varias fotos (todas borrosas como él le reprochará después). Al final, los jueces eligen a su vaca como la ganadora, pero ellos no parecen realmente sorprendidos. Se hacen la foto…

Leer más...
Críticas 

Unos días para recordar¸ comedia refrescante desde el Sena

Son de agradecer las comedias ligeras y agradables que acostumbran a llenar los cines durante los meses de verano. Nacen sin la pretensión de ser obras maestras y su único objetivo es entretener a un espectador que se deja llevar por una narración tenue y mínimamente divertida. Unos días para recordar es una película muy bien concebida y orquestada para satisfacer a este tipo de público. Su mecanismo, simple pero efectivo, en algunos momentos puede presumir de gran inteligencia. Unos días para recordar narra la historia de un francés maduro…

Leer más...