El capitán, galones fingidos

¡Oh, capitán!¡Mi capitán! No, esta vez no es una loa del poeta Walt Whitman a Abraham Lincoln ni un canto de guerra de unos muchachos imberbes hacía su maestro. A los hombres de Willi Herold podemos imaginárnoslos gritando cosas como estas cuando estando a su servicio perpetraron numerosos crímenes de guerra y exterminaron casi a un campamento lleno de militares alemanes desertores. El capitán, del director Robert Schwentke, basado en hechos reales, es un drama bélico transmutado en sorpresivo thriller, un viaje a la perversión más cruel y a la atrocidad…

Leer más...