Un hombre llamado Ove, el sentido de su vida

En un lugar de Suecia de cuyo nombre no me apetece acordarme cada día un hombre llamado Ove (Rolf Lassgard) repite la misma rutina. Todas las mañanas o a veces cuando puede hace la ronda o se pasea por su urbanización comprobando que todo está en orden y que se cumplen a rajatabla las normas que ha impuesto ¡Si alguien se atreve a contradecirle que se atenga a las consecuencias! Todo esto va a cambiar pues una prejubilación forzada y la llegada de nuevos vecinos extranjeros a su humilde morada…

Leer más...