Stand by Me Doraemon, agradable déjà vu

Tras varias décadas de fidelidad a la animación tradicional japonesa, tan naif como consciente de su condición de estilo ya asentado, Doraemon, el gato cósmico, da el paso a la animación tridimensional dispuesta para ser vista en la gran pantalla. Una vez superado el choque visual de tener a nuestro gato favorito en un 3D hiperrealista, nos encontramos con la historia habitual de Doraemon enseñando lecciones vitales al insufrible Nobita: en este caso vemos como el tataranieto del niño manda al gato desde el futuro para que le ayude a…

Leer más...