Unos días para recordar¸ comedia refrescante desde el Sena

Son de agradecer las comedias ligeras y agradables que acostumbran a llenar los cines durante los meses de verano. Nacen sin la pretensión de ser obras maestras y su único objetivo es entretener a un espectador que se deja llevar por una narración tenue y mínimamente divertida. Unos días para recordar es una película muy bien concebida y orquestada para satisfacer a este tipo de público. Su mecanismo, simple pero efectivo, en algunos momentos puede presumir de gran inteligencia. Unos días para recordar narra la historia de un francés maduro…

Leer más...