Críticas 

Especial Woody Allen: La última noche de Boris Grushenko (1975)

Tras el viaje al futuro que supuso El dormilón Woody Allen se planteó varias opciones para su siguiente película (como terminaría siendo habitual en su carrera). Al final se decidió por una ambiciosa comedia situada en la Rusia napoleónica y que parodiaría a grandes escritores como Dostoyevski y Tolstoi. Desde entonces la parodia de grandes obras de la alta cultura se convertiría en marca habitual en el cine de Woody Allen: ya habíamos visto ramalazos en Sueños de un seductor, Todo lo que quiso saber sobre el sexo y El…

Leer más...
Críticas 

Especial Woody Allen: El dormilón (1973)

La idea para El dormilón en principio era mucho más ambiciosa: la primera hora contaría la historia de un urbanita neoyorquino que tiene un negocio de comida saludable y va a someterse a una intervención quirúrgica rutinaria. Tras un pequeño percance, revive en un distópico futuro al más puro estilo Orwell gobernado por un opresor jefazo. Woody Allen y su nuevo coguionista, Marshall Brickman, desarrollaron todo el libreto pero la productora no vio con buenos ojos la idea y se quedó con la parte de ciencia ficción. Allen, convertido ya…

Leer más...
Críticas 

Especial Woody Allen: Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar (1972)

Tras realizar dos películas que adolecían de ser una mera sucesión de gags con escaso hilo argumental Woody Allen compró los derechos de Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar, un famoso best seller de la época que como su nombre indicaba no era más que un manual de autoayuda centrado en el sexo. De tal desembolso Allen sólo aprovechó los títulos de algunos capítulos y, por supuesto, la publicidad que conllevaba ser la adaptación de un afamado libro. Como no podía…

Leer más...
Críticas 

Especial Woody Allen: Sueños de un seductor (1972)

Play it again, Sam había sido todo un éxito de público, cimentando del todo la fama de Woody Allen y dándole una primera pátina de prestigio que sólo sabe ofrecer el teatro neoyorquino. La obra bebía de la propia experiencia del mismo Allen cuando se divorció de su segunda esposa la actriz Louise Lasser, y sus amigos intentaron buscarle pareja para que superase el bache provocado por la ruptura. Aquí comenzaba una de las grandes constantes del cine de Woody Allen: el continuo juego de espejos entre su propia vida y…

Leer más...
Críticas 

Especial Woody Allen: Bananas (1971)

Entre 1969 y 1971 Woody Allen enfocó sus esfuerzos en dos obras de teatro que le traerían desigual fortuna: primero se vio forzado a intervenir, de mala gana, en la adaptación de su obra Don’t drink the water (estrenada en España como Los USA en zona rusa y que posteriormente tendría otra versión en la que Allen trabajaría más a gusto); sin embargo su otra obra de teatro, Play it again, Sam, era todo un éxito, manteniéndose en cartel durante más de un año, lo que mantuvo a Allen muy…

Leer más...