Mucho ruido y pocas nueces, divertimento poco inspirado

Cuenta la leyenda que tras finalizar el rodaje de Los Vengadores a Joss Whedon no se le ocurrió otra cosa que irse a su casa un par de semanas a descansar y rodar esta adaptación de la famosa obra de Shakespeare. Durante doce días Whedon y muchos de sus actores habituales rodaron en la casa del director esta comedia sin cambiar lo más mínimo la letra de la obra del autor inglés. Creo que es algo que hay que tener en cuenta a la hora de valorar la película porque…

Read More