El arte de la amistad, un cuadro y un colchón

Decía el grupo Duncan Dhu en su canción ochentera Una calle de París que solo quedaba ya un cuadro y un colchón. En el film de Stanley Tucci, El arte de la amistad, al final ni eso porque la pintura no se llegó a rematar y del colchón ya nunca más se supo nada. Fueron dieciocho intensas y agotadoras sesiones las que necesitó el artista Alberto Giacometti, en su estudio de la capital francesa para intentar atrapar el alma y parte del cuerpo del escritor, coleccionista y crítico de arte,…

Read More