Baby Driver, ¡que el ritmo no pare!

El alucinante trailer de Escuadrón suicida fue publicidad engañosa. Esos mamporros al ritmo de Bohemian Rapsody tan sublimes desaparecían en una cacofonía que desaprovechaba el potencial de su banda sonora. Poco después vi al fin Shaun of the Dead y su coreografía montada sobre el Don’t Stop Me Now de Queen, y así sí. Edgar Wright sabe muy bien lo que quiere y como hacerlo, y no desaprovecha ninguna de las posibilidades que el montaje cinematográfico pueda aportar (este video lo resume a la perfección). Es algo que, desde luego,…

Read More