El terror, inexplicable esperpento

Con esta película nos enfrentamos con una de mis perversiones personales, ya que esta obra me fascina sobre manera, y no sabría muy bien explicar el porqué de dicha fascinación, aunque es lo que pretendo hacer en los próximos párrafos. El Terror, del año 1963, es posiblemente una de las primeras películas que el que escribe estas líneas recuerda haber visto en el viejo reproductor de su padre, y que nadie me pregunte nunca por qué mi padre tenía esta película entre sus favoritas, porque es una pregunta que prefiero…

Leer más...