Gracias a Dios, la palabra liberada

El director François Ozon ha hurgado en gran parte de su filmografía en los ámbitos más oscuros del ser humano. Lo ha hecho normalmente cayendo en todo tipo de excesos especialmente en cintas como Una nueva amiga o El amante doble. Quizá por esta razón resulte curioso que Gracias a Dios, que muestra los testimonios de varios adultos franceses que fueron objeto de abusos sexuales por parte de un religioso católico cuando eran niños, sea una película tan alejada del morbo barato, contenida y respetuosa. Ni siquiera los breves flashbacks…

Leer más...