Haunter, el día de la marmota encantada

Como amante del género de terror (en su amplia concepción) uno pasa muchas penurias (muchas de ellas desternillantes) en la ansiosa búsqueda de ese material que te haga estremecer de placer en la oscuridad de una sala (o un salón). Y sí, servidor engulle (con gusto) mucha basura, mucho refrito y mucho pastiche esperando que suene al fin la flauta de lo nuevo, lo diferente, lo genuino. Una de las categorías con más solera y tradición dentro del género es el de las casas encantadas fantasmagóricas. Pero ¿es posible a…

Read More