Jóvenes y brujas, un hechizo que sale mal

En 1996, un grupo de cuatro prometedoras actrices protagonizaron una aventura de brujería y angustia adolescente noventera titulada Jóvenes y brujas. Veinticuatro años después, sin que nadie pidiera una actualización de la película, llega una secuela que funciona también de reboot y a ratos un poco de remake, pero sobre todo funciona como recordatorio de que la muerte se acerca para todos nosotros. Y lo que funcionaba en la original, en esta brilla por su ausencia hasta el punto de sentir que tenemos ante nosotros una película inacabada.  Jóvenes y…

Leer más...