Paradise Hills, la potencia sin control no sirve de nada

Pasar de guionizar Gran Hermano a hacer cine en EEUU pasando por los Óscar y haciendo lo que te ha dado la gana siempre en menos de dos décadas no es fácil. Pero Nacho Vigalondo ha hecho que lo parezca. Quizá es que en redes sociales no desdeña ser un tuitero más, que en persona no quiere dejar a nadie sin saludar o que su show de comentar películas malas –que, ahora lo sabemos, bebía de Mistery Science Theater 3000 más de lo que pensábamos- fuera tan ecléctico. La cosa…

Read More