Locke, encerrado en la autopista

Locke se presenta como una especie de road movie bastante inquietante, heredera del culebrón británico y con una puesta en escena teatral que la transforman en una de esas películas pequeñas dónde se hace fuerte la expresión ‘menos es más’. Basándose en la máxima ‘hasta el mejor de los hombres tiene algo que ocultar’ asistimos a la caída de Ivan Locke en un trayecto en coche dónde los fantasmas del pasado y del futuro lo asolan, y todo gracias a un Tom Hardy descomunal, que ha demostrado que tras ese…

Read More