El Topo, la nada de los espías

La caída del muro de Berlín y el consiguiente fin de la guerra fría dejó en el paro a un buen número de espías. Como bien relató De Palma en Misión Imposible estos espías habían vivido sus días de gloria en la década de los 70. ¿Pero fue real este auge del espionaje? El propio John LeCarré fue espía, se supone que sabe de lo que habla y siempre se ha empeñado en desmontar toda esta mitología.

Leer más...