Festival de Málaga: Dos más dos

Es difícil saber a qué se enfrenta uno cuando está por ver Dos más dos, puesto que aunque en su planteamiento y en sus primeros minutos parece que estemos por asistir a un drama médico, cargado de lagrimones y escenas de desespero bajo la lluvia; lo que finalmente vemos es la típica película que le hubiese gustado hacer a Woody Allen si fuera argentino (mantenga por un momento la imagen de un verborréico Allen pero con acento argento y luego prosigan leyendo). Quizás con esta película se hayan conseguido reunir…

Leer más...