Death Note, buenas intenciones, malos resultados

El anime de Death Note no es una adaptación perfecta. Si antes el rollo emo súper molón para los fans de Tokyo Hotel se limitaba a un par de páginas en el manga, la serie hizo las delicias de aquellos adolescentes que, por entonces, veían angustia y depresión en que sus padres le mandaran a la cama a las 10 de la noche. A mi me pilló más crecidito y ese pseudo-gótico pretencioso se me hizo un poco cargante, pero al menos se respetaban las intenciones de su autor, Tsugumi…

Read More