Sucker Punch: Parece que aun no estamos preparados

Uno de los eslóganes con los que se vendía este Sucker Punch era «You wil be unprepared» que en el cartel español se traducía como «No estarás preparado». Y parece ser que es lo que ha pasado con esta película: segundo puesto en la taquilla americana con unos escasos 19 millones de dólares, séptimo puesto en España por debajo de Esta abuela es mi padre. Palos de la crítica sesuda por todos lados e incluso por parte de muchos aficionados al cine de y fantasía que, en un momento dado, podrían haber sido más complacientes con este tipo de películas.

¿Qué ha hecho Zack Snyder mal para merecer este escarnio? Pues ha hecho la película que le ha dado la gana y brindo por él. Ha hecho la película de y más libre que recuerdo haber visto en mucho tiempo. Sin complejos ni excusas. Con valentía y, por qué no decirlo, un poco de espaldas al público. Y quizás no estábamos preparados para eso.

Sucker Punch cuenta, porque esto es un cuento, cómo Baby Doll idea un bizarro plan para escapar del sanatorio mental en el que se encuentra recluida. Y ya desde los primeros minutos Snyder empieza a descolocar al personal con un par de filigranas narrativas en las que si no entras te quedas fuera. Lo que viene tras el internamiento de Baby Doll es una sucesión de pruebas a superar al más puro estilo videojuego. Snyder no disimula la estructura episódica y cada nivel supone una nueva estética, un nuevo género y un nuevo malo final. Y parece que esto no ha gustado. Como he dicho: o entras o no entras. Sin medias tintas.

Que Sucker Punch es un festín audiovisual como pocos es algo que nadie podrá negar. Snyder pone tanto mimo en cada plano que se eleva claramente por encima de la media de los directores actuales. En un mundo, el del cine de acción, lleno de directores cortaplanos sin personalidad se agradece un realizador que te deje ver lo que está pasando. Que veas la vida de la pelea y que se permita el lujo de solucionar una compleja escena (la lucha con los robots) en prácticamente un plano secuencia.

No estamos ante una película perfecta, tiene sus desfallecimientos y carencias. Los personajes podrían estar mejor desarrollados y las actrices no dejan de ser bonitas perchas sin demasiado alma. Pero esto no desmerece el hecho de que Sucker Punch sea una de las propuestas más radicales que nos ha llegado desde un gran estudio en mucho tiempo. La libertad es lo que tiene. Y si no que se lo pregunte a Aronofsky y su abortado The Wolverine.

0 comments
  1. Pues que queréis que os diga, yo no estaba preparado para verla. Tenía muchas expectativas puesta en ella y a los 20 minutos sentía que me habían timado. Mucho efecto especial en la primera de las «historias» pero que lentamente van languideciendo. Viajamos a cuatro mundos, vivimos cuatro historias, que te dejan más bien frió, porque el señor Zack nos ha dado un guión tan masticado y tan infantil, que no deja lugar a la imaginación. No quiero hacer spoilers pero no hace falta llegar a la última historia para darse cuenta de que es lo que pasa.

    Como la definió un compañero es una película para adolescente pajilleros que con tal de ver a 5 mujeres semidesnudas dando patadas y tiros le vale, y esto se demuestra siendo la calificación de la película para mayores de 13 años y no viendo gotas de sangre por ningún lado.

    Y no soy precisamente de los sesudos en el cine, de hecho la última película «buena» de acción que he visto ha sido Sed de Venganza, que pese al defecto del final, me gusto.

    PD: No me acuchilléis por mi opinión y enhorabuena por el blog

    1. Como decía es perfectamente comprensible que haya a quien le haya parecido un horror. No es culpa tuya es culpa de Snyder que como comento en la crítica y subrayo con la foto final ha hecho una película a espaldas del público.

  2. Pero no eres al único que le ha gustado. A la gente del podcast Los Kryptonianos les ha encantado. Para mi gusto peca de un guión demasiado masticado.

  3. Pues yo tengo muchas ganas de verla desde que vi el trailer, y eso que fue en el iPhone y sin sonido en medio de una clase de la facultad… Espero que no me acabe encontrando en el grupo de los que no les mola! 😀

  4. Disfruté como un enano, hacía bastante que unos efectos especiales no me hacían soltar exclamaciones en mitad de la proyección. La escena del tren, casi 10 minutos de ostiafina ininterrumpida y sin cambio de plano, es lo más magistral que he visto. Me da igual que el guión sea más flojo que el de un capítulo de Punky Brewster, yo voy al cine para que los artistas (desde los actores hasta los tramoyistas) intenten dejarme boquiabierto. Y voto a bríos que esta vez lo han logrado.

  5. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Ferdinand, ¡ay torito guapo!

Como ya sabéis, la nueva obra de Blue Sky Studios (Ice Age, Río) se trata de la cinta de animación más esperada desde Papá, soy una zombie y Pos Eso.…
Ver entrada

Blue Jasmine, Woody Allen haciendo cine social

Cita anual con el maestro, y como siempre que habla el maestro nosotros nos tenemos que callar. Incluso cuando se equivoca tenemos que guardar silencio porque hasta de esos errores se aprende. Y porque es el maestro, porque lleva lo que lleva a sus espaldas se le debe un respeto y un compromiso, el de estar, año tras año hasta que la luz se apague, sentado en la butaca a ver que nos tiene que contar, con qué nos quiere remover el alma. Woody Allen haciendo cine social. Si me lo llegan a decir hace un tiempo hubiera soltado una carcajada. Pero la actualidad manda, y esta crisis que estamos viviendo ha afectado hasta a los protagonistas de las películas de Allen, la clase alta. Esa clase alta rancia, que se cree que se merece estar donde está por encima de los demás, y si de paso pisotea al resto mejor.
Ver entrada

Atlántida Film Fest: Wrong

Con su primera película Rubber Quentin Dupieux nos mostró, como bien decía Alexliam en su crítica, que lo suyo era el No Sense. En Wrong da el protagonismo a un señor que no…
Ver entrada