Star Wars: el ascenso de Skywalker, la vuelta al orden

Dentro de la historia del arte, se conoce como la vuelta al orden al movimiento que se produjo en el periodo de entreguerras (1918-1936) por el cual se rechazaron las vanguardias que habían imperado a principios del siglo XX. Esta llamada al orden proponía que como reacción a un mundo en el que imperaba el caos había que rechazar el avance propugnado por los vanguardistas, negando el progreso, para así cobijarse en la armonía y la placidez del pasado. De este modo, J. J. Abrams parece habernos puesto las cosas fáciles a los críticos a la hora de analizar Star Wars: el ascenso de Skywalker, tras el osado cuestionamiento propuesto por Los últimos Jedi. 

Star Wars: el ascenso de Skywalker

Abrams (o Kathleen Kennedy, o quien quiera que tome las decisiones en la maquinaria de Star Wars) era consciente del enorme rechazo que la aventura de Rian Johnson provocó en cierto sector del fandom galáctico: polemizar con una posible democratización de la fuerza y proponer el fracaso como vía de enseñanza y éxito no sentó bien a una pandilla de acérrimos que se rasgaron las vestiduras ante tamaña ofensa. Ahora, como decíamos, Abrams nos pone las cosas quizás demasiado fáciles a la hora de ver reseñar Star Wars: el ascenso de Skywalker: toca desandar el camino realizado, poner orden al caos, que todo vuelva a estar como antes y cerrar (en falso) la supuesta nonalogía que nunca se concibió como tal. Digámoslo ya, Star Wars: el ascenso de Skywalker se esfuerza en cerrar, con profesionalidad y esmero, todas las incógnitas propuestas, es decir, como si se tratase de pasar un trámite algo incómodo.

Las cosas como son, siempre habrá que agradecerle a J.J. Abrams los fichajes de Daisy Ridley, Adam Driver y Oscar Isaac (tras su estupenda presentación en El despertar de la fuerza, el personaje de John Boyega sigue siendo funcional y poco más): los tres actores son lo más destacable de la saga que nos ocupa y las conexiones y enfrentamientos entre Rey y Kylo Ren se pueden citar como los mejores momentos que nos da El ascenso de Skywalker. A ellos se les unen la recuperación de viejos conocidos como Ian McDiarmid, Billy Dee Williams, el más que digno final al personaje de Carrie Fisher y el omnipresente Mark Hammil. De todos modos, estas recuperaciones no dejan de sonar a un peaje nostálgico que lastra la película, con algún otro momento realmente sonrojante.

Star Wars: el ascenso de Skywalker

Como no podía ser menos viniendo de un cineasta funcional y efectivo como J.J. Abrams, Star Wars: el ascenso de Skywalker propone una aventura lo suficientemente entretenida como para que el aburrimiento no haga presencia, pero exige por parte del espectador un conocimiento de ciertos mecanismos de la saga que, seamos sinceros, resbalarán al espectador medio que se arrastre hasta el cine siguiendo a la masa porque es la película que toca ver. De esta forma, la película de Abrams se sitúa en un centro de indefinición y ramplonería audiovisual, solo salvada por John Williams, que nos hace temer que el tiempo del riesgo no fue más que un espejismo y que los intentos de Johnson (a los que podríamos añadir los desahuciados Chris Miller, Phil Lord, Gareth Edwards y Colin Trevorrow) por insuflar algo de vida a la saga Star Wars se quedarán en nada y nos tendremos que conformar con los memes de Baby Yoda como formas de expresión.

En definitiva, Star Wars: el ascenso de Skywalker es un dechado de insatisfacción sin que ello suponga que es una mala película: cumple la función de ser una película del espacio para niños (quizás demasiado alambicada narrativamente) a la que los mayores podemos acudir con el deseo de recuperar una ilusión que la obra de Abrams proporciona en ciertos momentos de fan service descarado pero que se agradecen ya que estamos. La incógnita viene ahora, tras el éxito de The Mandalorian (que aun no podemos ver en España, jijiji) y el proyecto de Obi Wan con Ewan McGregor el futuro de Star Wars parece mucho más vivo en los dispositivos electrónicos que en los grandes cines. 

Pulsa aquí para un párrafo con spoilers

Star Wars: el ascenso de Skywalker (J.J. Abrams, 2019) ⭐️⭐️⭐️

Star Wars: The Rise of Skywalker (2019) Action, Adventure, Fantasy | 2h 21min | 20 December 2019 (USA) 6.9
Director: J.J. AbramsWriters: Chris Terrio, J.J. AbramsStars: Carrie Fisher, Mark Hamill, Adam DriverSummary: The surviving Resistance faces the First Order once more in the final chapter of the Skywalker saga.

Photos


See all photos >>