Sitges 2015: What we become, simples zombis

What we become, película danesa de Bo Mikkelsen, podría ser un manual práctico de todas aquellas cosas que uno debe hacer a la ahora de crear un film de terror. Aunque funciona como tal, el film es una amalgama de tópicos que rodea una estructura narrativa excesivamente simple.

What we become narra la supervivencia de una en un apocalipsis zombi. El brote de los surge de la forma más tradicional, a través de infectados localizados que van extendiendo la epidemia. En este punto Mikkelsen toma una decisión inteligente que luego no sabrá aprovechar, encierra a la protagonista en un espacio, su casa, que es puesta en cuarentena por el ejército. Esta decisión debería haber hecho explotar los conflictos internos de la familia, pero todos los personajes trasladan sus problemas al mundo exterior, al apocalipsis zombi.

What we become

De este modo la película acaba reducida a un grupo de personajes que luchan por sobrevivir, que no tienen matices, que son planos y robóticos. La única forma de atraer al espectador es a través del estilo y la forma, creando un buen ambiente y unos zombis que convenzan. Pero ni si quiera el film consigue despuntar en este aspecto quedando totalmente limitada al típico relato tradicional de zombis que solo busca la sorpresa y se olvida de generar complicidad con sus personajes y tramas.

1 comment
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Drive, estafa piramidal a gran escala

Tuve varias opciones de ver Drive en su momento. La primera cuando la estrenaron en Estados Unidos que coincidió que estaba por allí. La siguiente me salí de la cola…
Ver entrada

El olivo, ¿dónde estará mi árbol?

A finales de los años sesenta Manolo Escobar popularizó una cancioncilla con un estribillo tan pegadizo que muchos años más tarde todavía se recuerda entre aquellos que sienten nostalgia de…
Ver entrada

Festival de Sevilla 2014: “Amour fou”, vivir así es morir de amor

¿Cómo han redefinido (o mejor dicho definido) el ideal romántico las novelas, las películas, las canciones, internet o los poemas? Supongo que de forma brutal y decisiva, y más aún…
Ver entrada