Sitges 2015: We are still here, la casa de los espíritus vengativos

A través de una trampa fácil, pero no por ello menos inteligente, We are still here engaña a un espectador inocente que, tras ver los primeros minutos de metraje, piensa que está delante de una insulsa película de casas encantadas. Pero poco a poco el film se va transformando y adquiriendo una nueva forma hasta convertirse durante los últimos veinte minutos en una masacre gore que recuerda ligeramente a Tu madre se ha comido a mi perro.

Una pareja que ha perdido recientemente a su hijo en un accidente de coche se muda a las frías tierras de Nueva Inglaterra para superar la pérdida. Pronto llegan al nuevo hogar fenómenos paranormales que se vinculan a la presencia fantasmagórica del hijo fallecido. Tras los primeros minutos del film el espectador queda vencido y desilusionado tras verse delante de un relato prototípico de presencias espirituales cargado de una densa atmosfera dramática desesperante.

We are still here

Pero la trama sufre un giro tras la llegada de una pareja amiga de la conectada con el mundo metafísico, que hará entender a los preocupados padres que proceden de la trágica muerte de la que construyo el hogar en el siglo XIX y no de su hijo. Tras este momento la película se vuelca hacia una batalla campal entre los espíritus, la familia y los habitantes del pueblo en un mismo espacio: la vieja casa encantada. We are still here se tiñe de sangre y venganza, dinamitando de una forma espectacular e inesperada. El espectador sale de la sala con un buen sabor de boca pero con la sensación de haber sido engañado y haber encontrado lo que quería quizás demasiado tarde.

1 comment
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, el comienzo de una saga

¡La pasada noche no pude dormir! Ese es el efecto que normalmente causan las mal llamadas películas del año, superproducciones millonarias que atraen a los cines a una legión de…
Ver entrada

DocsBarcelona: Alentejo, Alentejo, el canto del pueblo

Una de las grandes virtudes del cine documental es su capacidad de adentrarse en lugares remotos, desconocidos e inaccesibles con la intención de retratarlos. Normalmente estas localidades tienen unas peculiaridades…
Ver entrada

SEFF’17: ALGO MUY GORDO, algo muy meta

Pareciera que lo meta está de moda, reflexionar sobre los mecanismos de la narrativa, los resortes que se activan en la mente del artista para poder llevar a cabo una…
Ver entrada