Sitges 2015: El regalo (The gift), intruso pesado y terrorífico

The gift, el primer film del director Joel Edgerton, es un thriller enmascarado bajo una atmosfera de que en ciertos momentos recuerda a Seven, película a la que está dedicado el de de este año. The gift utiliza, como muchas otras películas, la figura del intruso “desconocido” para articular su relato.

Un joven matrimonio se muda por motivos de trabajo a una nueva casa y pronto se ven asaltados por Gordo, un excompañero del instituto del marido. Las inocentes apariciones de Gordo en la vida del matrimonio acaban convirtiéndose en molestos encuentros desesperantes. Poco a poco la joven pareja irá descubriendo quien es Gordo realmente y que le impulsa a molestarles con tanta insistencia.

The gift

The gift es una película que depende mucho de su sorpresa final y se olvida de generar situaciones solidas previas que le acompañen. Las situaciones de máxima tensión parten de la protagonista de la película asaltada por una presencia misteriosa asociada a Gordon. Situación que se repite y va perdiendo fuelle a lo largo del film. The gift, consciente de que ha de estirar la trama sin que resulte aburrida hacia su gran final, introduce varios giros de guion que desencajan con el tono de la película. De este modo lo que parecía una acaba convirtiéndose en un thriller vengativo dramático con contexto de denuncia social (tratando el tema de bulling). Aun así cabe decir que el final de la película es sorprendente y atractivo para al espectador, pero es un elemento del que depende demasiado la película y que no acabará de satisfacer a los espectadores más exigentes.

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de San Sebastián, día 1: LA DOCTORA DE BREST, TONI ERDMANN y LA TORTUGA ROJA

Otro años más, las luces se apagan en el Kursaal. El público espera impaciente que, este año sí, las películas caigan más en el balance de lo bueno que de…
Ver entrada

La última bandera, Richard espero que sea broma

En el durante de La última bandera, una se pregunta constantemente… ¿seguro que esto es una película de Richard Linklater? Probablemente, el guión sea de otra persona y él simplemente…
Ver entrada

Solo nos queda bailar, libertad en la tradición

No hay sexualidad en el baile georgiano. No hay tampoco lugar para la individualidad, ni para la debilidad. Hay tradición, hay orgullo por la patria. Y nada más. Eso lleva…
Ver entrada