Sitges 2015: Mr. Right, el sicario Don Juan

Tras Carne de neón, Paco Cabezas ha sabido conducir y dirigir su carrera hacia las grandes producciones estadounidenses. En 2014 estrenó Tokarev, interpretada por Nicolas Cage, y este año con Mr. Right nos trae una de sus películas más ambiciosas. Dirige un guión a cargo de Max Landis, hijo de John Landis, cuyo protagonista es un asesino a sueldo muy carismático que se esfuerza en conquistar a la chica de sus sueños.

Mr. Right se sostiene a la perfección gracias a la gran relación actoral que establecen en pantalla y Sam Rockwell. Ambos son extravagantes en múltiples sentidos y juntos son un cóctel explosivo de acción y humor dinámico. En Mr. Right la trama (pese no estar bien descrito el papel de los múltiples antagonistas) se sostiene y su dispositivo cómico funciona.

Mr. Right Paco Cabezas

En parte gracias a la magnífica dirección de actores pero también gracias a escenas clave muy bien dialogadas y a un montaje frenético que mantiene al espectador siempre atento. Pero como le sucede a innumerables películas de este calibre, Mr. Right no supera su condición de película de entretenimiento humorístico banal ya que no profundiza en ninguno de sus temas puestos sobra la mesa por miedo a añadir dramatismo y restar fuerza a la comedia.

1 comment
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

El aviso, hacer por vivir

Un exceso de regalos y agasajos por parte de la distribuidora de una película durante su pase de prensa no suele augurar nada positivo. Suele ser matemático: si te regalan…
Ver entrada

Capitán América: Civil War, ser un héroe es muy complicado

Cuando en 2012 Joss Whedon preparaba Los vengadores afirmaba que la película estaba esencialmente narrada desde el punto de vista del Capitán América, de forma que íbamos conociendo ese mundo…
Ver entrada

Festival de Sitges 2018: MANDY de Panos Cosmatos

Mandy es sin duda una de las películas más esperadas por no decir la más esperada (para muchos) de esta edición de Sitges. Por un lado porque el mismísimo Nicolas…
Ver entrada