Sitges 2015: As the gods will, dios existe y se llama Miike

Cada año resulta más fascinante como el director Takashi Miike consigue incrementar el volumen de sus películas sin renunciar a la calidad de estas y a su particular discurso y tono. As the gods will es una obra totalmente macabra y gamberra que parodia películas como Los juegos del hambre o El corredor del laberinto a la vez que se imbrica en los mecanismos de persuasión comercial de las que estas parten. Un grupo de adolescentes se ven asaltados por diferentes deidades vinculadas a la tradición japonesa y que plantean juegos con la intención de exterminar al mayor número de jóvenes posible.

As the gods will

As the gods will invita al espectador durante sus dos horas de metraje a participar en los propios juegos que propone, a adivinar los rompecabezas planteados y a intuir que personajes sobrevivirán y cuáles no. A parte de lúdica es una obra totalmente dinámica, divertida, sangrienta y surrealista como prácticamente todos los films de Miike. El hecho de plantear enigmas exageradamente retorcidos no deja de desvelar la estupidez del mecanismo de muchas de estas películas basadas en pruebas y la supervivencia. Pero a la vez no renuncia en ningún momento a entretener al espectador y a divertirlo, siendo así una de las películas más interesantes desde el punto de vista de atracción al espectador de Takashi Miike.