La primera parte de la película de Mike Flanagan transmite la sensación de que el espectador se va a encontrar con la típica obra de terror basada en casas encantadas mil veces escritas. Los primeros minutos de metraje se hacen largos, aburridos, la presentación de los personajes es dilatada y no parece que Oculus vaya a sorprendernos en ningún momento.

Tim y Kaylie son dos hermanos cuya vida se vio trastocada al perder a sus padres después de un misterioso incidente en su hogar. Un espejo trajo el mal a la casa y los hermanos se volverán a enfrentar a él para poder superar su trauma. Insidious o Paranormal activity podrían ser perfectamente dos de los referentes modernos recuperados por Flanagan a la hora de construir la atmósfera y el estilo de su obra.

Oculus, el espejo del mal

Una vez superada la primera parte de presentación, cuando los personajes se enfrentarán cara a cara con sus diablos y su pasado, la calidad de la obra aumenta exponencialmente. Y lo consigue a través de un recurso narrativo muy especial y original. Las dos historias de los personajes, la pasada y la presente, se entremezclan de una forma muy milimétrica y depurada. La casa y el espejo malvado confunden a los protagonistas constantemente y con ello también a los espectadores. Todo apuntaba a que Oculus iba a ser otra película de terror cualquiera pero, pese a basarse en una trama muy repetida durante la historia del cine, añaden un recurso innovador, haciendo de ella una obra interesante.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Sitges 2018: DRAGGED ACROSS CONCRETE de S. Craig Zahler

S. Craig Zahler es un nombre que los asistentes asiduos al festival de Sitges ya tienen grabado en la mente. Ha presentando prácticamente una película por año, desde su opera…
Ver entrada

Esta abuela es mi padre, esto es lo que es

Lo de un señor vistiéndose de señora es tan antiguo como el mismo cine y más. Sin ir más lejos el recientemente celebrado carnaval tiene su punto álgido en todos…
Ver entrada

Fancine 2017: BUSHWICK, querer y no poder

Puede que no sea el ejemplo más excelso pero, ¿recordáis La guerra de los mundos de Spielberg? El personaje de Tom Cruise llega a casa después de presenciar el primer…
Ver entrada