La primera parte de la película de Mike Flanagan transmite la sensación de que el espectador se va a encontrar con la típica obra de terror basada en casas encantadas mil veces escritas. Los primeros minutos de metraje se hacen largos, aburridos, la presentación de los personajes es dilatada y no parece que Oculus vaya a sorprendernos en ningún momento.

Tim y Kaylie son dos hermanos cuya vida se vio trastocada al perder a sus padres después de un misterioso incidente en su hogar. Un espejo trajo el mal a la casa y los hermanos se volverán a enfrentar a él para poder superar su trauma. Insidious o Paranormal activity podrían ser perfectamente dos de los referentes modernos recuperados por Flanagan a la hora de construir la atmósfera y el estilo de su obra.

Oculus, el espejo del mal

Una vez superada la primera parte de presentación, cuando los personajes se enfrentarán cara a cara con sus diablos y su pasado, la calidad de la obra aumenta exponencialmente. Y lo consigue a través de un recurso narrativo muy especial y original. Las dos historias de los personajes, la pasada y la presente, se entremezclan de una forma muy milimétrica y depurada. La casa y el espejo malvado confunden a los protagonistas constantemente y con ello también a los espectadores. Todo apuntaba a que Oculus iba a ser otra película de terror cualquiera pero, pese a basarse en una trama muy repetida durante la historia del cine, añaden un recurso innovador, haciendo de ella una obra interesante.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: Cine en serio

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Sevilla 2021: «París, distrito 13», las que mueven el mundo

Jacques Audiard abandona la sequedad de sus anteriores obras y se pone tierno en París, distrito 13, una historia de millennials franceses guapísimos. Émilie (Lucie Zhang, ganadora del premio de…
Ver entrada

Kung Fury, la mejor película corta del mundo

La nostalgia, ese sentimiento ancestral como ‘el-trabajo-más-antiguo-del-mundo’ es una de las características que mejor define al ser humano. Estás un domingo por la tarde en casa, asqueado de la vida…
Ver entrada

Despido procedente, ¡No confies en nadie, Imanol!

El trabajo hoy en día está muy mal, conseguir uno a veces es misión casi imposible y conservarlo es una proeza ¡aquí y en Sebastopol! Javier (Imanol Arias) es un hombre…
Ver entrada