Sitges 2014: Annabelle, simple terror

Tras el gran éxito que cosechó el estreno de Expediente Warren, la se puso manos a la obra para realizar una precula/spinn-off de la película sobre la famosa muñeca Annabelle. Probablemente muchos de los fans que disfrutaron con el primer film también lo harán con esta. Pero nadie encontrará en Annabelle una reinvención del género de terror, ni siquiera una obra con características originales e inéditas. Las casas encantadas ya existían en Poltergeist, y los muñecos diabólicos nacieron con Chucky. La trama desarrollada no aporta ningún aspecto formal o narrativo destacable. Pero hay que reconocer que las escenas de están muy bien creadas, la tensión bien distribuida y los muy logrados.

annabelle

El amante de los sustos y de pasarlo mal, acertará viendo . Pero, aquellos que esperamos algo más del género de que puros sustos y malos ratos, probablemente nos decepciones. es un gran producto de marketing que seguro que cosechará buenos resultados de taquilla. Pero resulta un poco deprimente que otras películas estrenadas en Sitges u otros festivales, probablemente más originales y arriesgadas, se queden sin distribución en nuestro país. Tendremos que aguantarnos y esperar a que todo el sistema capitalista que rodea el cine, y sobre todo el cine de género, cambie. Mientras tanto iremos a asustarnos con .

 

Deja un comentario

You May Also Like

Americana Film Fest 2020: «The Death of Dick Long», rednecks fuera de sí

El año 2017 el Americana supo aprovechar el éxito que la polémica Swiss Army Man tuvo en el festival de Sitges para que los espectadores tuvieran otra oportunidad de verla…
Ver entrada

Walt, el hombre que deseó una estrella

Ron Howard es una de esas personas que domina la industria del cine, la domina en todas sus facetas desde hace casi tres décadas. La domina de esa forma en…
Ver entrada

Green Lantern, rutinario espectáculo

Lo más suave que se puede decir de Green Lantern es que no es una película aburrida. En los 100 minutos que dura no da tiempo a desesperarte demasiado aunque…
Ver entrada