Showgirls, la Capilla Sixtina del mal gusto

Que Verhoeven es uno de nuestros cineastas predilectos lo demuestra las múltiples ocasiones en las que hemos hablado de él tanto en el podcast como en algún post. Con Showgirls el cineasta holandés rodaba su primer en Estados Unidos donde sólo había hecho películas de y thrillers. Pero incluir a Showgirls dentro del género dramático sería andar muy corto de miras: en la película encontramos drama, comedia, musical, parodia y, sobre todo, mucho erotismo.

showgirls

Verhoeven se volvió a aliar con el guionista de Instinto Básico para pintar una Capilla Sixtina del mal gusto y amoralidad que no fue bien recibida por el público que esperaba algo de glamour. La visión que da Showgirls sobre la ciudad de Las Vegas sirve perfectamente como complemento a la última escena de Casino de Scorsese donde se reflejaba la decadencia de los casinos de la ciudad.

Contar con una estrella proveniente de Salvados por la campana fue una de las transgresiones de Verhoeven y Elizabeth Berkley respondió a pedir de boca poniendo toda la carne en el asador. La historia de Nomi Malone no deja de ser un mal camuflado remake de Eva al desnudo adaptado a los 90, con un sexo explícito que el mismo Verhoeven puso de moda con Instinto Básico y que mató con Showgirls

Showgirls

La mezcla de tono paródico con algunos intensos momentos dramáticos descolocó a muchos: hablamos de una película en la que se produce el polvo más descacharrante de la historia del cine, así como una sangrienta violación a uno de sus personajes. El público, como suele pasar, se perdió por una simple cuestión de expectativas. Los que esperaban un derroche de clase salieron espantados y los que buscaban tener un par de erecciones sufrieron un brutal destrempe.

Showgirls mató la carrera de Verhoeven en Estados Unidos, que sólo volvería a hacer El hombre sin sombra, para volver a lo grande a su Holanda natal con El libro negro. Pero Showgirls siempre quedará como una película-suicidio como nunca antes se había visto en Hollywood.

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Málaga 2017: NO QUIERO PERDERTE NUNCA, el laberinto de la memoria

Comentaba hace unos días Albert Boadella en una entrevista que “el cine carecía de poesía”. Quiero creer que las palabras del autor teatral no dejaban de ser una provocación, una…
Ver entrada

Nuestro último verano en Escocia, comedia gamberra

Existe una demanda de un determinado tipo de cine inamovible con unos propósitos claros que buscan satisfacer unas determinadas necesidades de los espectadores. Este tipo de películas parecen sacadas siempre…
Ver entrada

Hércules: El origen de la leyenda, el torso desnudo de Kellan Lutz

Este año vamos a tener en las salas de cine dos versiones del mito de Hércules: por un lado tenemos la protagonizada por el culturista Dwayne Johnson más conocido como “The Rock”, cuya fecha prevista de estreno en Europa es agosto y se llamará simplemente Hércules; y la versión que se estrena este viernes en las carteleras españolas, Hércules: El origen de la leyenda, que tiene como protagonista masculino a Kellan Lutz, que seguro que más de una (y uno) le recordará por el papel de Emmett Cullen en la saga Crepúsculo. Así que al menos los amantes de los torsos desnudos, cascos y espadas están este año de enhorabuena… aunque me temo que no será así para los del buen cine.
Ver entrada