SEFF 2015: THE OTHER SIDE, BERSERKER, TALLER CAPUCHOC…

THE OTHER SIDE

La visión desoladora y desesperanzada que ofrece de la cara más oculta de la sociedad americana se divide en dos capítulos diferenciados: drogas y armas. El acercamiento cuasi al marginal devenir de los habitantes de una Lousiana devastada es e incómodo: pobreza entre caravanas, adictos a la heroina, stripers embarazadas, excombatientes alcohólicos, fanáticos de la guerra. Y aunque la exhibición sea frontal y casi sin filtros de optimismo, hay cierto aire de humanidad, afecto y empatía que se agradece para sobrellevar el chute. no ofrece nada nuevo bajo el sol, muestra más que aporta, y jamás será la película favorita de Obama.

Berserker

BERSERKER

Este entretenimiento, barato y efectivo, en torno a un misterioso asesinato funciona a la perfección dentro de sus limitaciones y carencias. Pablo Hernando dirige Berserker, una cinta de género, donde el y el humor se alían y dan como resultado una novelilla agradable y pintona de esas para pasar el rato. Si pasamos por alto ciertos clichés bastante sobados entorno al mundo del escritor (la página en blanco, la inspiración y los problemas económicos) y no nos molestamos porque la explicación final no complace en exceso, se puede disfrutar de este capítulo bastante fresco de un Se ha escrito un crimen patrio y con aires hipsters.

Taller Capuchoc

TALLER CAPUCHOC

Y ocurre aquí todo lo contrario que en Berserker, ya que Carlos Padial desmonta toda la tontería que rodea al mundo de los escritores, de los creadores modernuquis y del pomadeo artístico. El humor absurdo y las situaciones locas que rodean a este escritor normal que solo quiere beber café y anotar en su pequeña libreta, tienen mucha gracia y sacuden bajo esa forma de esquizoide. Y aunque a veces podría caer y ser partícipe de lo mismo que se está riendo, ser demasiado repetitiva y tener algún gag sin gracia, reconozco que tiene una broma en torno a Cortázar que me ha hecho llorar y ya con eso (con qué poco me basta) me doy por convencido.

2 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de Málaga 2017: PIELES, lo grosero como pretensión

Eat my shit era una chiquillada de mal gusto, un intento por parte de Eduardo Casanova de hacerse valer en el mundo del cine llamando la atención con un contenido…
Ver entrada

Sitges 2015: Cemetery of splendour, magia real

Apichatpong Weerasethakul se ha convertido con el paso de los años en uno de los mejores cineastas de países emergentes. El director tailandés ha sabido desarrollar a lo largo de…
Ver entrada

Madres paralelas, de ausencias y maternidades

Somos muchos —entre otros, su hermano y productor Agustín— quienes auguramos que con Julieta (2016) se cerraba un ciclo y que el cine posterior de Pedro Almodóvar habría de ser…
Ver entrada