SEFF 2015: POZOAMARGO, PEACE TO US IN OUR DREAMS, SANGUE DEL MIO SANGUE, DEUX REMI DEUX

Pozoamargo

POZOAMARGO

En este descenso a las infiernos y al sufrimiento que es Pozoamargo, hay dos opciones: acompañar a Jesús, su protagonista, o prescindir por completo de su tormentoso declive. En mi caso decido apearme pronto del descarnado viaje a las entrañas de la culpa, el miedo y la enfermedad en un entorno rural y árido. Como en ningún momento siento empatía por el calvario y sinvivir en el que parece regocijarse la película (plagada de truculentos e innecesarios pormenores), cuando llega la redención yo ya estoy de camino a otro pueblo.

Peace to us in our dreams

PEACE TO US IN OUR DREAMS

De tan sofisticada, sutil, refinada y filosófica que pretende ser la propuesta del cineasta lituano Sharunas Bartas, acaba a la deriva entre la nadería y el aburrimiento. Esta familia, atrapada en un mal sueño de Bergman, afronta las grandes dudas humanas en un entorno natural ensoñador y fantasmal, pero con predisposición al tedio y al extrañamiento.

Blood of my blood (Sangue del mio sangue)

BLOOD OF MY BLOOD

Se agradece que entre tanto artefacto ensimismado surja el espacio para la sorpresa y el asombro, un soplo de aire fresco nunca viene mal. En Sangue del mio sangue Marco Bellochio se instala en la población de Bobbio para apuntar las similitudes entre dos momentos temporales distanciados por varios siglos, para en definitiva encontrar que los demonios, monstruos y vampiros vienen a ser siempre los mismos y que poco o nada ha cambiado. Atentos a los giros de género que maneja Bellochio, tras los lúgubres muros de este especial convento, y a esa constante perplejidad culminada con un Nothing else matters (el clásico de Metallica) en clave misa.

Deux Rémi, Deux

DEUX RÉMI, DEUX

Lo bueno de este relato de doppelgangers, y de ese doble que viene a sustituirte y joderte la vida, es que es ligero, liviano y desenfadado (y te lo cuenta todo en 60 minutos de nada). Parece beber muy directamente de la escuela Vechchiali (comparten al actor Pascal Cervo) y en pequeñas pinceladas se ventila la propuesta sin aires de grandiosidad ni pomposidades pero con un toque de noche pasajera de verano y desliz naif que agrada aunque no mata.

1 comment
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Ahora o nunca, una road movie sin chicha

Si en vez de una película estuviéramos hablando de un plato de Master Chef los jueces lo tendrían muy fácil para emitir un veredicto: la prueba no ha funcionado, le…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2019 (Sección Oficial): «La trinchera infinita» y «Proxima»

Es el segundo día de festival, y ya se pueden ver algunas estampas desoladoras, como el pase de los ocho episodios de Vida perfecta, la (por los dos capítulos que…
Ver entrada

Green Book, quien tiene un amigo tiene un tesoro

El estadounidense Peter Farrelly maneja con bastante habilidad en Green book ingredientes cinematográficos que ya hemos saboreado en numerosas ocasiones. Por un lado, nos encontramos con la historia de dos…
Ver entrada