Scream 4, a la altura de las circustancias

Por fin conseguí sacar tiempo para ir al cine a ver Scream 4. Mentiría si dijera que no tenía muchas ganas, porque como pudisteis ver en el post aquel le dedicamos al resto de la saga soy un fan incondicional de Scream. Así que con todas me dispuse a verla en versión original en los Cines Ideal de Madrid (lugar muy recomendable para ver cine en VOSE).

Hay pocas cosas que se puedan decir realmente sobre Scream 4, pocas cosas nuevas quiero decir. La película hereda todo lo bueno y lo malo de las anteriores, pero en este caso con un poco más de fuerza. Esto significa que a los que no les gustaron las anteriores no les gustará Scream 4 y viceversa.

La escena inicial (no quiero contar nada para no destriparlo) es realmente una genialidad. Aquí Wes Craven se sacia a gusto contra un género que conoce bien, el del terror, y nos da una pista de lo que piensa de todas las películas y sagas de terror que se hacen hoy día. Hilarante.

A partir de ahí la película nos vuelve a narrar la historia de lo que ocurre cuando Sidney Prescott vuelve a su pueblo natal, donde ya sufrió gracias a Ghostface, unos cuantos años después. Por suerte y pese a lo que narraba el cartel una nueva década no significaban nuevas reglas.

Scream 4 sigue siendo un gran homenaje al cine en general y al de terror en particular, aunque en esta ocasión Randy ya no aparece y es sustituido por Kirby, Charlie y Robbie. No cesan las constantes referencias, guiños y coñas al cine, y esto para los amantes del séptimo arte como nosotros es un punto extra.

Finalmente y sin la intención de contaros ningún spoiler es muy interesante como Wes Craven juega con los fans de la saga, rememorando viejas escenas que los que la tengan fresca recordarán, como la escena del patio o incluso el final.

Por decir algo malo de Scream 4 simplemente comentar que el final me pareció algo enrevesado. No es que no se entienda, ya que te lo dan todo más bien mascadito, pero bien escierto que no deja de girar sobre si mismo, ahora una cosa, ahora otra, más sorpresas. Llegué un punto en que quería que acabara de una vez.

Como conclusión final y como bien reza el título de la entrada creo que Scream 4 está bastante a la altura de lo que los fans esperábamos, ha sido divertido rememorar viejos tiempos, pero solo espero que no haya una quinta entrega, y si la hay que sea dentro de diez años más.

3 comments
  1. A mí el principio y el final me parecieron lo mejor de la peli. El plan del asesino es el jodido plan PERFECTO. El juego de hacer un ‘remake’ de la primera parte pero adaptándolo a los nuevos tiempos resulta de lo más divertido (y autofelador, por parte de Craven y Williamson).

    Incluso me atrevería a decir que está a la altura de la primera, superando a las dos secuelas. Pero es fácil tenerme ganado, hay mucho metacine.

Deja un comentario

You May Also Like

La casa junto al mar, las vidas reencantadas

Con una fidelidad a prueba de fuego –a su esposa/musa, a sus actores, a los temas comprometidos y a su Mediterraneo marsellés y multicultural- cada nueva entrega de Robert Guédiguian…
Ver entrada

Haunter, el día de la marmota encantada

Como amante del género de terror (en su amplia concepción) uno pasa muchas penurias (muchas de ellas desternillantes) en la ansiosa búsqueda de ese material que te haga estremecer de…
Ver entrada

Equalizer 2, este trabajo da la felicidad

¡Es la hora de las tortas! El duro de Denzel Washington, últimamente no nos lo imaginamos de otra manera, vuelve a colaborar con una producción made by Antoine Fuqua en…
Ver entrada