Pullman, más allá de la Mallorca turística

Muy cerca de los paraísos capitalistas se encuentran las zonas más degradadas pobladas por aquellos que no han logrado su lugar en el sol. The Florida Project nos mostró cómo es la infancia en los moteles baratos que se encuentran próximos a Disney World. El cineasta balear pretende algo parecido con Pullman

Pullman (Toni Bestard, 2019)

Quizá una de las principales diferencias entre ambas sea que la cinta estadounidense ahondaba en el tremendismo al plasmar unas familias asoladas por la droga y la delincuencia, mientras que el realizador español prefiere mostrar a dos clanes, los respectivos de la pareja de preadolescentes protagonistas, que intentan sobrevivir en un edificio de apartamentos con sueldos bajos, pero que lo hacen sin caer en el submundo de los estupefacientes o el crimen. 

Bestard no elude estos temas, pero prefiere que no sean el centro de su película. Daren y Nadia, los dos hijos de inmigrantes que se convierten en los personajes principales del filme, inician un particular viaje iniciático que supondrá un paso de la niñez a la adolescencia. En él se encontrarán con individuos que simbolizan los peligros que les acechan: el  alcoholismo, la prostitución y la drogadicción. 

Sin embargo, lejos de subrayar el lado más sórdido, el autor de El perfecto desconocido prefiere abordarlos desde el más inocente de ese dúo de chavales, encarnados con acierto por y Østrem, que salen de su aburrido día a día para vivir una aventura de una sola jornada.

Pullman (Toni Bestard, 2019)

Hay sensibilidad y cariño por esos seres a los que la suerte no ha sido muy generosa, pero es cierto que Pullman no explota todo su potencial. Aunque nos encontramos ante una película recomendable, quizá hubiera sido mejor si hubiera desarrollado más algunos asuntos que simplemente quedan apuntados. A pesar de ello, el largometraje se convierte en un tierno y sincero retrato de la infancia en los suburbios de la soleada Mallorca. 

Pullman (Toni Bestard, 2019) ⭐️⭐️⭐️

Deja un comentario

You May Also Like

La gran mentira, no confíes en nadie

¡Ya estaba salivando como un Pennywise cualquiera! Helen Mirren e Ian Mc Kellen en una película juntos, enfrentados y revueltos, parecía demasiado bueno y perfecto para ser verdad o una…
Ver entrada

Especial Jacques Tati: Las vacaciones del señor Hulot (1954)

Para su segunda incursión tras las cámaras muchos esperaban y pidieron que Jacques Tati recuperase al cartero François de su exitosa Día de fiesta. En cambio, Tati había ideado otro…
Ver entrada

Jackie, entre lo íntimo y lo público

Contemplando el auge de los biopics de personajes más grandes que la vida, con ejemplos morales de comportamiento e historias de superación, es muy de agradecer la existencia de una…
Ver entrada