¿Por qué Carmina o Revienta no es un caso de éxito?

Supongo que estaréis al tanto pero os lo explico. En el pasado Festival de Málaga se estrenó Carmina o revienta, primera película dirigida por el actor Paco León, conocidos por casi todos por su papel de El Luisma en Aida. La cinta cosechó excelentes críticas, ganó el Premio del Público, el Premio Especial del Jurado y el Premio a la Mejor Actriz.

Desde aquí pudimos asistir a uno de los pases y pudimos comprobar que la conexión con el público era evidente con lo que todo haría presagiar un éxito de taquilla. Pero no, ganar el Premio del Público en el Festival de Málaga no significa nada a posteriori. Buen ejemplo de ello son anteriores películas que han ganado este premio: Amigos… de Borja Manso, Héroes de Pau Freixas, Fuga de cerebros de Fernando González Molina, Fuera de carta de Nacho García Velilla o Café solo o con ellas de Álvaro Díaz Lorenzo. De todas estas sólo la de González Molina fue un éxito.

Además Carmina o revienta es una película muy rara: dura solo 70 minutos y mezcla documental y ficción de una forma a la que el público no está acostumbrado. Sabedor de esta circunstancia, Paco Léon ideó una estrategia de distribución pionera: estrenar la película en cines, DVD e Internet. Pero León se encontró con la oposición de algunas exhibidoras que se negaron a admitir la película en sus pantallas debido a que solicitaban tener la cinta en exclusividad. Y ya tenemos a un David contra Goliath, a un Quijote que se enfrenta a los molinos malvados representados en el señor productor del puro. 35.300 espectadores en plataformas digitales (unas 16.000 descargas) le terminaron de dar la razón.

Hay que reconocerle el mérito a Paco León. Ha invertido 40.000€ de su bolsillo para hacer la película que quería. Ha empleado el dinero ganado como actor para hacer realidad su sueño y que nadie le impidiese hacer a su antojo. También podría haberse comprado un coche. Pero no, decidió hacerle una película a su madre. Y ha hecho una película y se la ha pagado porque ha podido. Porque ha ganado mucho dinero haciendo de El Luisma. Que eso no es ni malo ni bueno, pero es un hecho a tener en cuenta.

Para rematar la faena, León ha tenido el apoyo de numerosos medios que se han hecho eco de su “hazaña” y aquí es donde quiero llegar y por qué considero que Carmina o revienta no es un ejemplo de estrategia de distribución innovadora. Todos estos medios que antes y después han mencionado a la película han hecho una labor muy importante y clave en el cine de hoy en día: la publicidad y promoción. La Sexta, El País o ABC han hablado de Carmina o revienta porque es “una película de Paco León, el de Aida“. Y León ha hecho bien aprovechando esto. Pero hago yo esa misma película, la misma, igual, plano por plano, y me la como con patatas. Por lo pronto yo no me podría gasta 40.000€. Además, no podría hacer trabajar a mis amigos por debajo de lo que suelen cobrar porque éstos tienen la mala costumbre de comer.

Sin pretender restarle mérito a la película ni a su director en cuanto a la calidad de la misma o a su forma de distribución hay que decir claro que Paco León es un privilegiado. Es El Luisma. Puede entrar fácilmente en el despacho de alguien con dinero e intentar vender su proyecto. Las televisiones lo van a llamar para que dé entrevistas y los periódicos van a escribir artículos sobre él y su película. En el fondo es el mismo caso de cuando Radiohead sacó In Rainbows para que todo el mundo se lo descargase pagando lo que quisiese. Eso lo podía hacer Radiohead porque era Radiohead y tenía ya una máquina promocional detrás que le apoyaba. Vender más o menos discos no era el negocio.

Paco León recuperará sus 40.000€, sí, es lo más probable. Pero el verdadero éxito será cuando una película sea rentable para un Don Nadie. La gente la verá porque existe un boca-oreja que hará que el público la quiera ver. Es lo que le pasó a Nacho Vigalondo. Sus followers se volcaron con su última película y fueron a verla masivamente a los cines. Ah no, espera, que eso no fue lo que pasó. Extraterrestre se pegó un batacazo en taquilla de aúpa porque alguien engañó a Vigalondo y le dijo que sus followers y los seguidores de La Hora Chanante eran legión. Y no es así, esos son una minoría muy minoría. Igual que una minoría son los que han visto la película de Paco León. Son esa minoría que saben lo que es Filmin o Youzee, plataformas donde se puede ver la película. El resto, la gente que ha ido este fin de semana a ver Spiderman, como mucho le suena que El Luisma ha hecho una película con su madre. Lo más probable es que, como mucho, se la bajen del emule o el torrent y la vean en su portátil, o sentados en su incómoda silla.

Así que menos echar las campanas al vuelo y miremos las cosas con perspectiva. Carmina o revienta la puedes ver por 2 € pero también la puedes ver gratis por ahí. E igual que hay señores con puro que no quieren estrenarlas en cines hay espectadores que ni siquiera están dispuestos a pagar esos 2 euros. Y aquí el que mejor se lo ha montado es León que ha pasado de ser El Luisma a un tío guay y enrollado. Que está muy bien lo que ha hecho Paco pero no puede servir de ejemplo a un chaval estudiante de cine. No, por ahora, Carmina o revienta no es un buen caso de éxito.