Polémica absurda por la interpretación de Natalie Portman en Black Swan

En unas recientes declaraciones Sarah Lane (la doble en las escenas de danza de Natalie Portman en Black Swan) dijo que la actriz estaba recibiendo demasiado crédito por su interpretación, teniendo en cuenta que en la mayoría de las escenas era Sarah la que bailaba y no Natalie.

Al poco Darren Arofonosky (el director de Black Swan) salió en defensa de la actriz, alegando que había realizado ella misma el 80% de las escenas de ballet. A todo eso sumarle todo el peso interpretativo del personaje, claro.

Hoy mismo ha salido un vídeo en el que se ven escenas del making of de Black Swan donde podemos contemplar el remplazamiento de cara de la doble por la de Natalie Portman. El vídeo lo tenéis aquí.

El debate está servido, pero sin duda a mi todo esto me parece patético por parte de la doble. Me parece buscar una polémica donde no la hay. ¿Acaso el hecho de que usara dobles le resta papel a la interpretación de Natalie Portan?

Es absurdo pensar que esto es así. Por esa regla de tres cualquier interpretación en la que se hayan usado dobles carecen de valor. El doble es un apoyo del personaje. Evidentemente es imprescindible, sobre todo en películas como Black Swan donde la danza es tan importante en la trama, pero no nos equivoquemos al valorar la interpretación de un actor.

Se empieza así y se terminarán saliendo compositores diciendo que sin su banda sonora la película no tiene ningún valor.

Tenéis más información (en inglés) de todo esto aquí, aquí y aquí.