Nocturna Film Fest: NIGHTWORLD, ¡cierra esa puerta que hace frío!

De nuevo el gran Freddy Krueger ¡perdón, Robert Englund! vuelve a hacer de las suyas aunque esta vez sea el bueno de la función. Deberá ayudar a un inexperto vigilante de seguridad, ex poli de ciudad que ha viajado a Sofía, en Bulgaria, para desconectar de su vida en Estados Unidos. Brett Irlam no sabe lo que le espera en su nuevo trabajo, un terror que le visitará por las noches en forma de pesadillas y pisadas misteriosas detrás de una puerta mágica. Como el personaje de Englund vamos caminar ciegos por un antiguo edificio del que se sabe poca cosa y toda mala. El chileno Patricio Valladares va a acercarse en esta Nightworld al género de fantasmas con una mirada nostálgica y un encuadre muy clásico que remite a modelos ochenteros. Cada una de las habitaciones esconde una leyenda como un hotel Overlook que abre de par en par sus intimidad más oscura al curioso visitante. El sótano es caso aparte pues allí se concentra la mayor cantidad de energía negativa del lugar y el mayor número de cámaras por metro cuadrado que se recuerda. Vamos como pasaba en Cazafantasmas pero sin furgoneta tuneada.

Nightworld

Si consigue el americano salir ileso de los encontronazos, que no encuentros agradables con los espíritus que allí viven, tendrá que dar muchas explicaciones no solo a los caguetas dueños del edificio sino también a la chica de la cafetería de al lado con la que mantiene una relación amistosa que puede llegar a algo más ¡Qué fácil es ligar en el cine! Uno entra en un establecimiento por primera vez y tiene una cita con la bella dependienta que solo tiene ojos para él. La esposa fallecida ya no importa, solo interesan esos bellos ojos que nos observan desde detrás de la barra.

No esperaba de Nightworld algo parecido a la saga de Insidious pero si que me llamaba la atención esa puerta cerrada a cal y canto y sin llave en la cerradura. No cabe un King Kong allí ni un monstruo de grandes dimensiones pero si algún ser que pudiera venir del mas allá para torturar el alma de algún humano noctámbulo ¿habrá humo que oculte figuras tenebrosas? ¿sábanas blancas tapando seres de ultratumba? Lo que está claro es que allí está pasando algo muy extraño y hay que averiguar que es.

Te lo tengo que decir claramente, Patricio, los sustos de Nightworld no han llegado a inquietarme, tampoco me han impactado los efectos especiales, un tanto cutres la gran mayoría y las muertes, sean en camas de hospital o en jardines, no impresionan lo más mínimo resultando sosa y aburrida la manera de presentarlas. Puede que los huéspedes de este caserón antes sufrieran noches de insomnio pero yo por mi parte he dormido a pierna suelta después de ver el film y eso significa que pronto he olvidado sus mejores momentos de horror ¡no creo que le salven las escenas eliminadas o extras del DVD! La serie B se merece mejores detalles y no solo una chula arquitectura búlgara que encierra un solo misterio que descubrirían Mulder y Scully en un santiamén solo con la ayuda de sus linternas.