Nocturna Film Fest: MOST BEAUTIFUL ISLAND, el sueño americano es una pesadilla

Hacía bastante tiempo que no veía una peli dos mitades en pantalla grande. Films como Most beautiful island dividen su metraje en dos partes claramente diferenciadas no solo en el ritmo y en el género sino también en personajes y espacios. La actriz y directora madrileña Ana Asensio decide contar en su opera prima una historia basada en hechos y experiencias reales que le sucedieron a ella misma en el pasado.

Most beautiful island

En la primera Most beautiful island, social con una protagonista emigrante española en Nueva York, conocemos el duro día a día de Luciana, una trabajadora infatigable sin papeles, con estudios y  pluriempleada a la que le falta tiempo para ella misma. Alejada de su y sin el apoyo de sus amigos curra de lo que puede, cuidando a insufribles niños o repartiendo publicidad disfrazada de pollo. Los espacios y paisajes por los que se mueve son abiertos la mayoría de las veces sin nombre conocido, un parque, una tienda de moda, una calle cualquiera o el bar de la esquina.

La segunda de mitad de Most beautiful island cambia el género y a algunos de los invitados a la sesión con desconocidas mujeres o conocidas  compañeras embusteras, seguratas violentos y orientales que hablan nuestro idioma. Ahora los espacios son más pequeños y de interior con oscuridades amenazantes y rincones secretos que pocos conocen, un mundo casi subterráneo donde puede ocurrir de todo y donde la fauna que se reúne no tiene desperdicio. Un extraño bolso, unas marcas en el suelo y una puerta a una habitación que infunde mucho miedo son los ingredientes principales de un thriller angustioso donde el miedo reside en lo desconocido. No nos da pistas la directora de lo que va a pasar, tampoco del juego o tipo de apuesta que las elegantes visitas de la anfitriona harán. Ese es el atractivo que más impresiona de esta película, su valor más valioso, aquel que hace que pasemos unos minutos con el corazón encogido o tensos ante lo que pueda suceder en ese lugar. Hoy en día conseguir esto es bastante complicado pero Ana al final llega sobrada ¡gracias a Dios!

Most beautiful island

Su triunfo en el de South By Southwest de Austin (Texas) le llevó a Sitges hace unos días y ahora llega a Nocturna con ganas de hacer algo importante. No nos quedemos con esa primera parte que parece sacada de un programa de Madrileños por el Mundo sin reportero y con cámara al hombro o un documental cualquiera sino con esa última media hora de angustiosa incertidumbre y misteriosa realidad neoyorquina. Una ciudad que desnuda su corazón y que promete fuertes emociones ante miles de ojos curiosos.

 

1 comment

Deja un comentario

You May Also Like

Festival de San Sebastián 2021 (Perlas): «Benediction», «Petite maman» y «Jane by Charlotte»

Benediction (Terence Davies) Me cuesta mucho ser justo con Benediction, porque tengo tremendamente claro que la culpa de no salir emocionado de la sala no es de la película y…
Ver entrada

El crack cero, para cinéfilos de la vieja escuela

Lo dice un personaje de El crack cero, Rocky, el amigo con quien Germán Areta charla de boxeo: el pasado siempre era mucho mejor. También para José Luis Garci, que…
Ver entrada

L’alternativa: Yes, we fuck!, la mirada hacia el otro

El principal objetivo de un documental como Yes, we fuck! es dar visibilidad a un asunto que a muchos les puede parecer algo escabroso: la sexualidad de las personas con…
Ver entrada