Muestra SyFy 2020: «Bacurau», «Shed of the Dead» y «The Cleansing Hour»

Segunda parte de Las Crónicas de Randy Meeks en la 2020 con la brasileña Bacurau, la británica Shed of the Dead y la taiwanesa The Cleansing Hour.

Bacurau (Juliano DornellesKleber Mendonça Filho, 2019) ⭐️⭐️⭐️⭐️

La ganadora del Premio del Jurado en el último Festival de no decepciona. Una fábula macabra sobre la lucha de clases, la corrupción, el orgullo de los pueblos y la importancia de la dignidad. Lo que podría haber sido un simple Blanco humano se convierte más en un cómic de Astérix en el que todo el pueblo va, a una, contra el invasor (en este caso, un grupo de turistas estadounidenses que deciden gastar su dinero en aniquilar un pequeño pueblo brasileño de menos de 80 habitantes).

Muestra SyFy 2020

Sus códigos de puesta en escena son propios del cine de autor, y está cocinada a fuego muy, muy lento, pero los aficionados al no se irán de vacío: lo que comienza como una película de cine social acaba convirtiéndose en una película de venganza con muchos disparos, hemoglobina y gore. La demostración perfecta de cómo una película de autor puede ser también un festival de sangre sin perder ni una gota de calidad. Maravillosa e imprescindible.


Shed Of The Dead (Drew Cullingham, 2019) ½

¿Os acordáis de Zombies Party y de lo divertida que era su subversión de las películas de muertos vivientes? Pues Shed of the Dead es… lo mismo, pero pasado por el filtro de un niño de 12 años rolero que, me temo, será el único que disfrute de una película donde todas las gracietas (las no plagiadas a Edgar Wright, al menos) tienen que ver con la masturbación o el sexo visto por alguien que jamás ha tenido sexo. 

Grosera, estúpida, larga y, aún peor, con un argumento de venta (“Dos frikis roleros se enfrentan al apocalipsis zombie”) con el que me hubiera gustado ver una película decente. Otra vez será, porque esto es de lo peor que jamás se haya proyectado en la Muestra Syfy. Y ya es decir.


The Cleansing Hour (Damien LeVeck, 2019) ⭐️⭐️⭐️

A medio camino entre Black Mirror y El exorcista, The cleansing hour habla sobre un famoso sacerdote que realiza exorcismos por streaming al que, de pronto, se le aparece un demonio de verdad que le obliga a sincerarse ante su audiencia. Vaya por dios. Los efectos visuales son más que cumplidores, el argumento es original y los chistes funcionan. 

Muestra SyFy 2020: The Cleansing Hour

La pena es que el metraje de The Cleansing Hour es excesivo y no da tanto de sí. Habría sido un corto maravilloso, pero la insistencia por convertirlo en largo lastra sus intenciones. Al final, los personajes se embarran demasiado y se aparta la macarrada del concepto inicial, aunque en ningún momento deja de ser fiel a sí misma. Eso sí: pasado mañana no recordaré ni un solo plano.

CONTINUARÁ

2 comments

Deja un comentario

You May Also Like

Baratometrajes 2.0, una verdad incómoda

Últimamente, y más de casualidad que de deseo, estoy acostumbrado a lidiar con el tema del cine low cost, tanto en este asombroso espacio de cine como en mi vida…
Ver entrada

Festival de San Sebastián 2017, Día 5 (Sección Oficial): POROROCA y MORIR

Siempre hay días en medio de un festival que son la calma en mitad de la tormenta, el ojo del huracán, la tranquilidad (que es lo que más se valora).…
Ver entrada

Festival de Málaga 2019: “Los días que vendrán”, realidad filtrada

Lo que más me cautivó de Verano 1993 fue poder verme a mi mismo en esa película, peleando con mi hermano una y otra vez. No es de extrañar que…
Ver entrada