Mudar la piel, el hombre que espiaba a mi padre

Ana Schulz y Cristóbal Fernández dirigen el documental Mudar la piel, que cuenta la vida de Juan, el padre de la directora, y de la figura de Roberto, el hombre que espiaba a su padre en los años 90. La película debutó en el Festival de Locarno y antes de llegar a las carteleras españolas lo hizo en el Festival de San Sebastián inaugurando la sección Zinemira.

Mudar la piel

Roberto Flórez es un ex Guardia Civil, exespía, examigo íntimo de la familia y fue condenado a nueve años de cárcel por traición. El germen de Mudar la piel se encuentra en la salida de Roberto de la cárcel y Ana, directora, hija de Juan y narradora, nos explica en una voz en off que “a Roberto le acababan de conceder la libertad condicional y mi padre y él estaban retomando su amistad. Yo hacía años que no le veía, desde su desaparición. Y no entendía qué hacía ese hombre ahí otra vez junto a mi padremientras nos cuenta eso vemos en un plano fijo la foto que también ha servido para el cartel del documental: un primer plano de Juan en el que vemos desdibujado en el fondo a Roberto. Este documental intenta precisamente reconstruir la figura desdibujada de Roberto y la intensa relación que Juan y él tuvieron, a través de una serie de entrevistas a los padres de Ana.

Mudar la piel

Juan Gutiérrez, ingeniero y doctor en Filosofía por la Universidad de Hamburgo, se instaló en el País Vasco en los 80 y fundó en 1987 Gernika Gogoratuz, un centro de investigación por la paz que fue decisivo en algunos acercamientos entre el Gobierno y ETA, como el que logró reunir en Washington en 1991 a todos los miembros de partidos vascos. El documental nos explica que el CESID (actual CNI) no estaba muy cómodo con este acercamiento, ya que solo estaba interesado en “zulo, buzón y comando”, es decir, atacar el armamento, las comunicaciones y la organización de la banda terrorista. En los 90 su estrategia cambió y por ello decidieron infiltrar a Roberto Flórez -bajo el papel de un periodista de una agencia de noticias- en el centro de investigación que dirigía Juan. Y así comienza la historia de amistad entre Juan y Roberto, una amistad tan profunda que terminó con Roberto siendo la mano derecha de Juan como “experto en comunicación” durante cinco años en el centro hasta que un día desapareció de sus vidas sin dejar rastro.

Mudar la piel

Ana Schulz y Cristóbal Fernández han rodado durante cuatro años Mudar la piel, un insólito documental de 90 minutos en el que a medida que avanza su rodaje (y con él el documental) este se va complicando por la presencia de Roberto y por ello mutará recurriendo a la ficción para poder así contarnos la realidad.

Mudar la piel
Mudar la piel no es solo un intento de explicar la figura de Roberto y la importancia del papel de Juan Gutiérrez en el conflicto vasco, sino que además es una tentativa de entender una íntima y complicada relación de amistad entre dos personas, sabiendo que el origen de dicha amistad nace por parte de una de ellas como una misión orquestada por el CESID y que, finalmente, este acabaría boicoteando las carreras tanto de Juan como de Roberto.