Mr. Holmes, elemental querido McKellen

¿Qué tienen en común El secreto de la pirámide, Sherlock Holmes y Mr. Holmes? Los tres títulos hacen referencia a uno de los personajes más importantes de la novela policiaca de todos los tiempos. ¿Cuál es la diferencia? Cada uno se enmarca en una etapa de su vida diferente. Spielberg en los buscaba un público joven para sus películas y por ello nos presentaba a un Sherlock Holmes adolescente embarcado en su primera gran y acompañado de su inseparable doctor Watson. Guy Ritchie por el contrario se decantaba por un detective ya maduro que comenzaba su personal cruzada contra el malvado profesor James Moriarty. El último de los ejemplos es este Mr. Holmes que nos ocupa dirigido por Bill Condon. Un largo que se aleja de la y para mostrarnos a un senil Ian Mc Kellen, maravilloso en su interpretación, encarnando al detective en sus últimos años de vida cuando se ha retirado ya de la investigación. Recordemos que ya trabajó con este mismo actor en la maravillosa y monstruos de 1998. Temas como el Alzheimer, la soledad o la vejez son vehículo para el lucimiento de un hombre que no sorprende ya a nadie con su maestría ¡no solo por Gandalf y Magneto conocemos a este gran profesional!

Mr_Holmes_1

Pese a que la investigación y el misterio vuelven a envolver un film que tiene a este personaje como protagonista, estos quedan apartados a un segundo plano cobrando mayor relevancia aspectos de tinte melodramático. Eso no quiere decir que se olvide de la esencia del detective, de hecho casi todo lo que le sucede en su vida tiene una explicación lógica basada en pruebas empíricas, fruto de su prodigiosa observación, pero prefiere concentrarse en sus relaciones con los demás y su próxima vejez. Utilizará el último caso del investigador y un viaje largo a Oriente, en este caso a Japón, en busca de una rara medicina natural, para presentarnos a un hombre más humano y menos idealizado, alejado de la imagen que de él se tenía, de hecho él mismo tira por tierra viejos tópicos como su gusto por fumar en pipa o el peculiar sombrero que se decía llevaba siempre. El amor que rara vez tocó su puerta y que le convertía sin duda alguna en alguien más vulnerable, aquí está representado en la foto que él mismo lleva de una hermosa mujer a la que conoció en el pasado. Esto le servirá también para no olvidar su vida anterior, una vida que parece escaparse del recuerdo, reducida a jirones incompletos ¡la enfermedad del Alzheimer no respeta a nadie ni siquiera a los más importantes hombres de nuestro tiempo!

La música no desentona para nada en el conjunto del film con una melodía suave y nada violenta que viene a certificar el tono tranquilo del mismo en armonía con los paisajes abiertos y solitarios de la campiña inglesa, en la cual se recoge nuestro amigo en sus últimos días en este mundo.

Mr. Holmes

Quien espere encontrar una historia de policiaca saldrá decepcionado porque Mr. Holmes no es nada de eso. Echará de menos a malvados asesinos, a su querido Dr. Watson, al ama de llaves, la señora Hudson o al inspector Lestrade de Scotland Yard. En vez de eso le rodearán personajes menos novelescos y más realistas como la mujer que le cuida en su casa y un joven aprendiz de apicultor, una rara afición que no conocíamos de Sherlock Holmes. Ante nosotros tenemos una nueva visión de un héroe no anónimo de nuestra literatura ¡se agradece la fotografía de otra cara del diamante!

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Skyfall, mirando al pasado para afrontar el futuro

¿Es James Bond un personaje necesario en el cine de hoy día? Esta parece ser la pregunta que viene a responder la película número 23 de la saga justo cuando…
Ver entrada

Sitges 2015: Love, sexo con amor

Es difícil ver el nuevo film de Gaspar Noé nada condicionado por las polémica que ha suscitado y toda la lluvia de críticas que ha recibido (la mayoría de ellas…
Ver entrada

A todo tren. Destino Asturias, Torrente y los niños se van de viaje

Dicen los más viejos del lugar que España tenía una larga tradición de comedias en las que no hacía falta rodar remakes encubiertos de otras películas europeas. Hablan de Berlanga,…
Ver entrada