Movie 43, revolcaos por la mierda

Por alguna razón que estaría bien investigar con profundidad, toleramos la violencia en el cine de forma más o menos usual (si va acompañada de humor, mucho mejor); la pornografía y el sexo en sus diversas variantes, está a la orden del día (no os hagáis los tontos); pero con la comedia sigue habiendo un problema: alguien nos ha convencido que sólo vale la pena el humor inteligente (¿eso quién lo mide?) y, como mucho, el post-humor, teniendo en nuestro país como pioneros a La Hora Chanante. Así, de un plumazo nos cargamos toda una historia del cine de humor físico, aquel que comenzó con golpes y caídas en la época del cine mudo y que hoy nos parece cosa de niños.

Movie 43

En cierto modo es esto lo que pretende Movie 43: reivindicar la fisicidad del humor en el cine yendo a las partes físicas de nuestro cuerpo que más valoramos: los genitales. Para el que no lo sepa Movie 43 es una película de episodios donde actores de la talla de Hugh Jackman, Kate Winslet, Naomi Watts, Emma Stone, Richard Gere, Uma Thurman, Chloë Grace Moretz, Gerard Butler, Halle Berry se han prestado a hacer el ganso de una manera bestial. Pero no hacer el tonto en plan Tom Cruise en Tropic Thunder, sino tirar sus honores, carreras, Oscars y buen gusto por el retrete, recuperarlo con un desatascador y mostrarlos al mundo.

Empezar a contar de qué va cada uno de los segmentos de Movie 43 sería una odisea innecesaria que lo único que haría sería destrozaros las infinitas posibilidades de carcajadas que la película ofrece. Sólo puedo deciros que hay coprofagia, incesto, bestialismo, menstruaciones, huevos de corbata, superhéroes cabronazos, delirantes operaciones estéticas, chistes de negros y un reproductor de MP3 con forma de muñeca hinchable. Así que estáis avisados de que si sois personas hipersensibles de las que se molesta por un chiste de mariquitas mejor ved algo más ligerito.

movie 43

El humor de Movie 43 va directo a vuestra entrepierna y vuestro trasero, a golpearos y ofenderos, a deciros que tenéis mucha tontería y que cuando queréis os ponéis muy buen puestos, no sea que alguien se vaya a enterar que tenéis vuestras manías raras. Tachar a Movie 43 de mala película porque sea más basta que un polo flash de chorizo ibérico es andar muy corto de miras.

Movie 43 ha sido ya declarada una de las peores películas de la historia del cine y muchos de los que la han visto le han dedicado extensos artículos a hablar de lo infame que es y a intentar convenceros de que no la veáis. Y a mi me gustaría convenceros de que la veáis, que dejéis los prejuicios a un lado y os revolquéis por la mierda como un cerdo, que gruñáis, riáis y vomitéis. Verás que a gusto os quedáis.