Monuments men, disfrutable ligereza

La carrera de como director y guionista se viene moviendo entre los dramas intensos y profundos, normalmente con connotaciones políticas de por medio (Buenas noches, y buena suerte, Los idus de marzo), y los divertimentos sin más pretensiones de crear un cine ligero pero, aun así, adulto (Ella es el partido, Confesiones de una mente peligrosa). Para su quinta película Monuments men, Clooney adopta el tono ligero para una con sabor añejo que aunque avanza a trompicones deja el buen sabor de boca de una película ideal para un domingo por la tarde.

Monuments men narra la historia real de un grupo de historiadores del arte que son reclutados para catalogar y recuperar diversas obras que están siendo expoliadas en Europa por los durante la . En cierto modo, Clooney parece haber querido hacer un Ocean's eleven van a la con la particularidad de que en vez de haber una sola tarea, la película se va bifurcando en las diferentes pequeñas misiones que van ejecutando los historiadores: esta estructura da a la película un aspecto deslavazado que Clooney no consigue articular de forma orgánica, consiguiendo que la película parezca más una sucesión de capítulos de una serie que una narración cinematográfica convencional. En este sentido, me pregunto si no hubiese sido mejor hacer una mini serie contando en condiciones cada una de las misiones y dándonos tiempo de que conozcamos a los personajes.

Monuments men

Tener en un reparto a Damon, Murray, Goodman, Blanchett, Balaban, Dujardin, Boneville y, por supuesto, Clooney es una garantía de que nada puede salir mal y que al menos el interés del espectador estará asegurado aunque sea por el deslumbramiento de las estrellas. Clooney y su guionista, Grant Heslow, dan a cada uno de los actores personajes que parecen moldeados a sus respectivas capacidades que van desde el duo de halo clásico que forman Damon y Blanchett, el cómico de Murray y Balaban y la honorable historia de amistad de Clooney y Boneville.

El mayor problema de Monuments men en esa pretendida ligereza de tono no acaba de funcionar porque Clooney no consigue que la comedia (que no risa) fluya bien, hundiendo a la película en la inanidad cuando debería haber sido todo lo contrario. Aun así, se disfruta.

0 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Mission: Impossible II (2000), el fuego de John Woo

Para la segunda aventura de ethan hunt el astuto Cruise acudió a John Woo que venía fresco de su éxito con la magistral Cara a cara. Desde el principio el…
Ver entrada

Muestra SyFy 2020: «Rabid», «The Lodge» y «Color Out of Space»

Última ronda de películas de la muestra syfy 2020 con Rabid de Jen Soska y Sylvia Soska, The Lodge de Severin Fiala y Veronika Franz y Color Out of Space…
Ver entrada

Atlántida Film Fest: BANG GANG (A MODERN LOVE STORY) y THE CHILDHOOD OF A LEADER

Bang Gang (A Modern Love Story) Resulta inevitable mencionar a Larry Clark (Kids, The Smell of Us) a la hora de decir algo sobre Bang Gang (A Modern Love Story) de la…
Ver entrada