Misión Imposible: Nación Secreta, McQuarrie mantiene el tipo

Que una saga como Misión Imposible lleve cinco entregas sin caer en el olvido ni tener películas sacadas directamente a ya es todo un logro y que haya mantenido un nivel aceptable hasta ahora es casi un milagro fruto del dinero y del empeño de por seguir teniendo un nombre en Hollywood.

Estamos en 2015, 19 años después del estreno de la primera de la saga, donde Brian de Palma dirigía a un en lo más alto de su carrera, que producía e interpretaba por primera vez al agente secreto Ethan Hunt. Para la segunda película contó con John Woo, para la tercera a un novatísimo J.J. Abrams y para Protocolo Fantasma con Bird. En esta quinta entrega, Nación Secreta, ha sido quien se ha puesto detrás de las cámaras, con quien ya había trabajado Cruise en Jack Reacher.

Misión Imposible Nación Secreta

En Misión Imposible: Nación secreta, la FMI está disuelta y vive ocultándose de la CIA y a la vez tratando de encontrar y desmantelar a una organización secreta que solo él cree que existe llamada «El Sindicato». Esta organización terrorista tiene como objetivo crear un nuevo orden mundial a través de atentados que no parecen tal. Por supuesto la misión de acabar con esta organización terrorista le llevará a Hunt a enfrentarse una y otra vez a una serie de misiones -cada vez más imposibles- que irá superando con la ayuda de Benji (Simon Pegg), Luther (Ving Stickell) y William Brandt (Jeremy Renner), además de con la misteriosa Ilsa Faust (Rebecca Ferguson).

La trama de un agente dejado a su suerte y enfrentándose tanto a los buenos como a los malos nos empieza a sonar gastada gracias a la saga de Bourne, pero sobre todo lo que más chirría en esta nueva entrega imposible son los tópicos que se repiten una y otra vez, las conversaciones de manual de primero de guión de espías y una autoconsciencia mal entendida.

Misión Imposible Nación Secreta

Pero esta quinta entrega es mucho mejor de lo que uno podría pensar: varias de sus escenas de acción en exteriores son trepidantes, destacando la escena inicial del avión -que rodó el bueno de Tom sin doble- y la persecución en moto por las calles de Casablanca; la banda sonora de Joe Kraemer, aunque no deslumbra por su originalidad, encaja como un guante; y en general la primera mitad de la película resulta muy entretenida. Tom Cruise, a sus 53 años, aguanta el tipo muy bien y la química que tiene con es quizá de las mejores que hemos visto en la saga. Aun así, algunos críticos norteamericanos han alzado a Nación secreta como la mejor de las cinco, pero por desgracia eso está lejos de la realidad.

Misión Imposible Nación Secreta

Este viernes se estrena en las salas españolas y viendo los resultados que ha obtenido en EE.UU. será probablemente una de las películas más taquilleras del verano. Los fans del agente Hunt además están de enhorabuena porque Paramount está preparando ya la sexta entrega de la saga.

 

[amazon_link asins=’B015E4PZ1A,B00A3SV2CE,B00A3SV28I,B008NM8QRQ,B00B7XCET4′ template=’ProductCarousel’ store=’cinenser-21′ marketplace=’ES’ link_id=’e130c7-90b9-11e8-ae26-6126917e94e8′]

3 comments
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

You May Also Like

Falling, o cómo amar al enfermo y adversario

El actor Viggo Mortensen ha demostrado que podía conquistar los mercados mundiales con cine de género y productos de enorme impacto (El señor de los anillos) y, sin contradicción alguna,…
Ver entrada

Festival de Málaga: ESA SENSACIÓN, experimentación en estado puro

Raruno, muy raruno. Esa es la sensación que me queda nada más hacer el visionado de Esa sensación. Muchas son las preguntas que surgen tras ver esta película pues la…
Ver entrada

Kingsman: El círculo de oro, la familia crece

¡Mucho divertido! es la frase que soltaría el bueno de Tapón si estuviera en la segunda parte de las aventuras del arqueólogo Indiana Jones. Y no estaría mintiendo porque Kingsman:…
Ver entrada