Milla 22, Berg y Wahlberg juntos de nuevo

El director Peter Berg y el actor Mark Wahlberg vuelven a trabajar juntos en la última película del realizador, después de cosechar correctos resultados en películas como El único superviviente, Día de patriotas y Marea negra. Milla 22 no pretende ser la gran película de acción del verano, sino una entretenida cinta de acción de corte realista que nos muestra los entresijos del espionaje y el contraespionaje internacional, poniéndonos siempre como centro del universo a los Estados Unidos.

Milla 22

En esta ocasión Wahlberg interpreta a James Silva, un agente de la CIA con algunos problemas de temperamento. Este tendrá que llevar junto con su compañera Alice (Lauren Cohan) y el resto del equipo a un policía llamado Li Noor (Iko Uwais) a EE.UU. a cambio de una importante información, pero para lograrlo tendrán primero que salir de la embajada y después atravesar las calles de una ciudad llena de peligros.

Lo mejor de la obra de Berg son sin duda las escenas de acción, muchas de ellas cuerpo a cuerpo y con un montaje ágil que hará que la película no se nos haga en ningún momento pesada. Tiros, coches, explosiones, cuchillos, drones… Milla 22 lo tiene todo. Lamentablemente los personajes resultan planos y carentes de interés, especialmente el caso de Mark Wahlberg, aunque por suerte tenemos al enigmático personaje de Iko Uwais como contrapunto.

Milla 22

Si obviamos los personajes y nos centramos en las escenas de acción, Milla 22 puede darnos 94 minutos de distracción y al menos no saldremos del cine pensando que hubiera estado mejor emplear nuestro tiempo y dinero en otra cosa. Y eso empieza a ser suficiente para los amantes del género de acción en los tiempos que corren. Por supuesto la secuela ya está en preproducción, así que vamos a tener al agente Silva gritando a todo el mundo para rato.