Microcríticas: Eternamente comprometidos

five-year-engagement

El mejor ejemplo del síndrome Apatow: alargar una que tiene todas las papeletas para ser excelente hasta dejarla hecha unos zorros. haciendo de Jason Segel, de paso escribiendo el guión, una bellísima Emily Blunt y todo un plantel de divertidísimos actores de series (Chris PrattAlison BrieMindy KalingRhys IfansChris Parnell) ayudan a que las más de dos horas no se nos hagan eternas. Pero es que cuesta un huevo no mirar el reloj.