Microcríticas: Eternamente comprometidos

five-year-engagement

El mejor ejemplo del síndrome Apatow: alargar una que tiene todas las papeletas para ser excelente hasta dejarla hecha unos zorros. haciendo de Jason Segel, de paso escribiendo el guión, una bellísima Emily Blunt y todo un plantel de divertidísimos actores de series (Chris PrattAlison BrieMindy KalingRhys IfansChris Parnell) ayudan a que las más de dos horas no se nos hagan eternas. Pero es que cuesta un huevo no mirar el reloj.

Deja un comentario

You May Also Like

Sitges 2014: La distancia

Si se le pregunta al espectador que acaba de ver La distancia sin haberse leído antes la ficha técnica, de que país cree que es el director de la película, probablemente…
Ver entrada

Festival de Sitges 2019: «Bliss», vampirizar el arte

Ciertas secciones del festival de Sitges están reservadas a un tipo de cine que atrae un público determinado. Es el caso por ejemplo de las maratones nocturnas donde podemos ver…
Ver entrada

El coro, olvidable corrección

El coro (no confundir con la exitosa Los chicos del coro) es la última película del director François Girard, conocido sobre todo por dirigir la mediocre adaptación de la novela…
Ver entrada