Microcríticas: En la mente del asesino

ae19scalex

Ni tan mala como para no merecer una pequeña reseña ni tan buena como para dedicarle más de cinco líneas. Tyler Perry es probablemente el actor más malo del planeta, Mathew Fox abre muchos los ojos para que intuyamos que su personaje es un psicópata y Edward Burns hace del amigo del policía por enésima vez (¿encasillamiento? ¿dónde?). Pero tampoco está demasiado aburrida que es lo que cuenta.